Argentina: Así cambiaron los medios de pago por la pandemia

Las distintas restricciones que suponen la cuarentena y el distanciamiento social han llevado a muchos argentinos a volcarse por primera vez al uso de medios de pago digitales.

Durante el mes de abril, 2,6 millones de usuarios se incorporaron al sistema de transacciones de dinero a través de medios digitales, que van desde los cajeros automáticos hasta los pagos con método QR y billeteras virtuales, de acuerdo al último estudio de Uso del Dinero Electrónico realizado por la Red Link.

Este gran cambio en el comportamiento de los consumidores le exigió a muchas empresas de los sectores más diversos la aceleración de sus procesos de transformación digital, al punto que incluso los más grandes retailers del mercado debieron repensar sus estrategias de venta y reconvertir sus tiendas.

El impacto en los negocios
«La necesidad de reinvención de los retailers está llevando a la aplicación de nuevas herramientas en lo que respecta a medios de pago, como lo son las diversas innovaciones en los mecanismos de pago contactless», explicó Daniel Mayo, Director Ejecutivo de Napse y Linx Brasil, durante el último webinar de la compañía, titulado «Los próximos 18 meses del retail: ¿Qué es indispensable para continuar en el negocio?».

«En los medios de pago contactless se evita precisamente el contacto con otros, ya sea a través del dinero físico o las tarjetas y los postnet. Hay dos tecnologías en fuerte crecimiento: el pago con QR, donde se puede escanear un código con el celular y hacer el pago con tu billetera digital, y el botón o link de pago, que permite al vendedor compartir por mensaje un link con la compra a su cliente para que efectúe el pago, de forma directa y segura», agregó Mayo.

En su compromiso con el desarrollo de tecnologías que acompañen al retail, Napse ha creado una herramienta de Link de Pago para facilitar la concreción de las ventas no presenciales.

Esta solución le permite a los vendedores realizar ventas mobile a sus clientes a través de mensajes vía email, WhatsApp o redes sociales en las que con un link se envía el catálogo con los productos disponibles y un carrito de compra. Al acceder a ese link, el cliente puede elegir el producto y realizar la compra sin tener que acceder a un sitio web, permitiendo una transacción práctica, veloz y segura.

Transformación por la pandemia

Desde el comienzo de la pandemia y el cierre forzoso de las tiendas físicas, la adaptación de los retailers a un mundo totalmente virtualizado se ha vuelto vuelto una necesidad de resolución veloz y efectiva.

El desarrollo y puesta en marcha de un sitio de eCommerce propio o la integración de los productos a un marketplace ya existente fueron las primeras urgencias a atender por las compañías.

De hecho, el crecimiento de los comercios electrónicos en el último tiempo no tiene precedente en su historia: mientras que en 2019 el incremento anual fue del 76%, solo en abril de este año el eCommerce creció un 84%, según comentaron desde la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

En este enorme avance de las tiendas digitales, los medios de pago toman un rol fundamental. Los consumidores quieren que los productos lleguen a sus casas pero también, por cuidado personal, buscan evitar el contacto directo con otras personas.

Es por ello que ha aumentado tanto el uso de métodos alternativos, como el de las billeteras virtuales que creció un 140% durante abril en comparación al mes anterior, según datos de la Red Link. La expectativa generalizada es que este comportamiento produzca nuevos hábitos en los consumidores, que se sostendrán en el tiempo.

«Este no se trata de un cambio momentáneo. Lo que nos espera es una realidad distinta, en la que las empresas deberán estar dispuestas a cambiar sus paradigmas de trabajo e incorporar las últimas herramientas disponibles para acompañar de cerca a sus clientes y poder darles una experiencia de compra satisfactoria», concluyó Mayo.

Fuente: America Retail

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.